EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA ´MUJERES QUE DESEAN A MUJERES´

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA ´MUJERES QUE DESEAN A MUJERES´

Ponle cara a la diversidad de mujeres lesbianas, bisexuales y trans

Del 17 al 23 de febrero de 2020 en la Biblioteca Municipal de Arucas

Inauguración el 17 de febrero dem 2020, a las 12.00 horas

El Cabildo de Gran Canaria y el Colectivo Gamá ponen en marcha conjuntamente la exposición ‘Mujeres que desean a mujeres. Ponle cara a la diversidad de mujeres lesbianas, bisexuales y trans’, una muestra fotográfica interactiva con 12 imágenes que expone la historia de vida de seis mujeres para vislumbrar las luces y sombras de la diversidad.

Esta exposición, que recorrerá diferentes municipios de Gran Canaria hasta marzo para dar a conocer la diversidad LBT, fue inaugurada en enero en la sede del Colectivo por la consejera de Igualdad y Diversidad, Sara Ramírez, y por la presidenta de Gamá, Montserrat González, quienes explicaron que las imágenes disponen también de frases de las protagonistas y un código QR que conduce a los relatos completos de las vidas de Alba, Erika, Melinda, Aleida, Lorenza y Lucía en la web www.dosmujeres.org. ‘Mujeres que desean a mujeres’ ha sido realizado en el marco del proyecto T-Acompañamos, financiado por la Consejería de Igualdad en 2019 para el fomento de la igualdad por razón de sexo, orientación sexual o identidad de género.

Ramírez valoró la trayectoria del Colectivo Gamá y mostró su solidaridad con todas las mujeres LBT de Gran Canaria. “Desde el Cabildo apoyaremos estas acciones para compensar tantos años de abandono institucional a la diversidad de las grancanarias”. Y agregó que cualquier proyecto realizado con Gamá es garantía de éxito y que su trabajo sigue la línea del Cabildo en relación a la lucha por los reconocimientos de los derechos LGTB.“Desde lo público debemos seguir educando, crear conciencia y dar referentes a todas las mujeres LBT que se sienten incomprendidas o asustadas, dentro de los armarios”, detalló Ramírez.

Por su parte, Montserrat González explicó que han querido “visibilizar las historias de nuestras compañeras porque creemos que lo que no se ve, no se conoce y por lo tanto no existe. Queremos existir, por todas las personas LGTB incomprendidas, que tienen dudas y que tienen miedo. Somos sus iguales. No están solas. Aquí tendrán siempre referentes”.González recordó que el colectivo tiene dos grupos LBT de activismo y trabajo: Sáfores e Iris, espacios de mujeres y personas no binarias, lesbianas, bisexuales o trans que se reúnen para establecer redes, acciones formativas y activismo con perspectiva feminista.

El objetivo es hacer incidencia política feminista y LGTB a través de redes de apoyo mutuo, socialización, cuidado y empoderamiento.Erika, una de las protagonistas de estas historias de vida, explicó que pese a que desde pequeña ya sabía que era una mujer y no un hombre, no fue hasta hace un año y siete meses, con más de 40 años, que lo expresó abiertamente al descubrirle su esposa el tratamiento de hormonas que escondía en su cartera. “Ha sido una liberación”, detalló y aseguró estar feliz de haberse obligado a dar el paso. Reconoció que su pasado había sido muy complicado por ocultarse por miedo al “que dirán”, y ahora lamenta no haber dado el paso antes. Aseguró también que no ha sentido el rechazo de la gente y que sus hijos son sus mayores apoyes y defensores.